Encuentro con una desconocida (Historia navideña de Siempre estuve esperándote)

¡Hola, corazones rebeldes!

Y aquí está el último relato del año. Esta vez, protagonizado por Sophia y Aiden, los personajes principales de mi novela Siempre estuve esperándote. IMPORTANTE: Si no habéis leído la novela os recomiendo no leerlo, porque puede contener SPOILER. Y si la habéis leído, espero que la disfrutéis mucho.

Encuentro con una desconcida (1).png

Club Newtral, Dublín, 31 de diciembre de 2003

El club estaba completamente lleno. La gente bailaba, reía, y bebía, aprovechando los últimos minutos del año. Aquella noche, Aiden había ido con Liam y unos amigos a despedir el año al club Newtral, uno de los más populares de la ciudad. La atronadora música sonaba por todo el local, mientras las luces de diversos colores centelleaban de forma aleatoria.

Aiden estaba cerca de la barra, atrapado entre la multitud que bailaba a su alrededor. Liam estaba ocupado besándose con una guapa rubia en un rincón, y los demás, estaban desperdigados por el local.

En ese instante, Aiden decidió salir a respirar un poco de aire fresco. Dejó su vaso de whisky vacío sobre una mesa cercana, y se abrió paso entre la gente hasta llegar a una salida de emergencia que daba a un patio trasero.

Tras empujar la pesada puerta metálica, salió y pudo sentir el frío en su cara. Daba gracias a que llevaba puesta una chaqueta que le protegería un poco de las bajas temperaturas. Se quedó de pie sobre el pavimento cubierto ligeramente de nieve, alzó el mentón, cerró los ojos y cogió una bocanada de aire, para después expulsarla resoplando con fuerza. Ahora podía respirar mejor. Atrás quedaba la atronadora música y la atmósfera cargada.

—¿Tomando un poco de aire fresco?—preguntó una voz femenina.

Aiden giró la cabeza, y ahí la vio, a su lado. Era una chica con una melena pelirroja larga, vestida con un abrigo gris, y con las manos metidas en los bolsillos. Debajo llevaba un vestido negro con falda larga por debajo de las rodillas.

—Sí. Adentro el ambiente es asfixiante. ¿Tú también has salido a tomar el aire?

Ella sonrió y asintió.

—Sí. Lo necesitaba. ¿Vienes mucho por aquí?

—No, es la primera vez. ¿Y tú?

—Mi primera vez también. Me han secuestrado unas amigas de la universidad, que estaban empeñadas en venir. Dicen que aquí vienen chicos muy guapos.

Aiden se rio.

—¿Y has visto muchos?

Ella agachó la mirada y se encogió de hombros.

—Alguno. Pero solo tengo ojos para uno.

Aiden comprendió enseguida por donde iba.

—Ya veo. ¿Y él piensa lo mismo?

Ella negó con la cabeza y respondió con tristeza:

—No, solo me ve como una amiga.

Aiden asintió, pensativo.

—Entiendo perfectamente cómo te sientes. Seguir leyendo “Encuentro con una desconocida (Historia navideña de Siempre estuve esperándote)”

Relato navideño

¡Hola a tod@s!

En este último post del 2017, quería ofreceros algo especial, una especie de regalo navideño, así que he decidido compartir este divertido relato sobre la Nochevieja, mi día favorito del año. Espero que os guste.

*Noche de Fin de Año*

Era 31 de diciembre de 1992. Ya eran casi las 8 de la noche, y nos dirigíamos a casa de mis abuelos para celebrar la Nochevieja, sin duda, mi fiesta favorita del año. ¿Por qué? Pues por que esa noche nos juntábamos casi toda la familia, y podía pasar cualquier cosa. Las calles de Madrid en esas fechas olían a castañas asadas, y al carbón y la leña que traían los camiones a las casas de aquellos vecinos que aún usaban estufas de carbón. Ese era para mí el olor del invierno, pero, sobre todo, el olor de la Navidad. Seguir leyendo “Relato navideño”