Farewell, Horton Hall!

¡Hola, corazones rebeldes!

malham-cove-3196076_1920.jpg

En este artículo, quiero hacer una pequeña reflexión sobre lo que ha sido esta aventura literaria en los últimos dos años y sobre lo que vendrá más adelante. Como muchos sabéis, mi aventura literaria comenzó en 2017, cuando empecé a escribir mi primera novela, Charlotte Beverly. Entonces, imaginé Horton Hall, aquella imponente mansión en Branston, Lincolnshire, donde se desarrollaba la mayor parte de la trama del libro. Allí Charlotte se enamora de Michael, y a partir de entonces, su vida no será la misma. La mía tampoco.

Para mí, empezó un nuevo camino. Me convertí en una contadora de historias. De historias de amor, ciertamente. Aunque los que me habéis seguido desde el principio, sabéis que Corazones rebeldes fue mi primer libro publicado. Charlotte llegaría después a vuestros dispositivos, en febrero de 2018. En ese instante, muchos me conocisteis y decidisteis quedaros.

Al mismo tiempo, empezaba mi colaboración con la editorial Selecta, entonces Selección BdB. No os imagináis lo que supuso para mí entrar en una editorial entonces: Estaba realmente ilusionada y emocionada, al pensar que alguien se había fijado en mi trabajo y quería publicarlo. Pero como todo en la vida, a veces las cosas se tuercen o no son lo que esperas, y pierdes la ilusión y el entusiasmo del principio.

A pesar de todo, decidí publicar tres títulos más con ellos: Un ramo de violetas (quizás mi novela más desconocida), La candidata perfecta y Tan lejos, tan cerca (estas dos, vinculadas a Charlotte Beverly).

Ahora que ya se ha publicado Tan lejos, tan cerca, he dicho adiós a Horton Hall. He cerrado la puerta, y he dejado que mis personajes vivan sus vidas en la intimidad, sin que yo intervenga. ¿Volveré algún día? Puede, eso nunca se sabe. No debemos descartar nada. No obstante, ese regreso no será de la mano de la editorial, porque ya no formo parte de ella. He cerrado esa puerta, y no voy a volver a abrirla. Si no se está a gusto en un sitio, pues es mejor no estar y punto. He tenido momentos bonitos, he conocido gente buena, y con eso me quedo. Mis libros siguen en su catálogo en digital, y si todo va bien, el año que viene podré publicar en papel Charlotte Beverly y Un ramo de violetas.

Por otro lado, os tengo que decir que estoy realmente contenta con mi experiencia en el Premio Literario de Amazon 2019. He tenido la oportunidad de llegar a más lectores, que se han mostrado entusiasmados con la novela. No pensaba que Beth llegaría tan lejos, y solo puedo estar agradecida por la gran acogida.

Seguiré autopublicando mis libros, con libertad, sin agobios. Os aguardan historias nuevas, que espero que os entusiasmen. Las publicaré de forma más espaciada, pero cuidada y con mucho mimo. Os prometo que la espera merecerá la pena. Pero que no cunda el pánico. En noviembre, si no hay cambios de última hora, saldrá a la venta Perdedores natos, una comedia romántica que espero os haga abrazar al cojín y suspirar.

Como veis, aún tengo mucha guerra que dar, porque me encanta escribir, disfruto, me lo paso en grande, me hace desconectar, y hay muchas historias bonitas que quiero contaros, para que os olvidéis del mundanal ruido y de los problemas. Quiero arrancaros sonrisas y alguna lágrima… pero de emoción y alegría.

¡Gracias por estar ahí!

Anuncios

Reseña de Corazones rebeldes en el blog Se habla de libros

¡Hola a tod@s!

Os dejo a continuación, el enlace a la reseña que he dedicado el blog Se habla de libros, a mi primer libro Corazones rebeldes:

rebeldes.png

Reseña-Corazones rebeldes