Farewell, Horton Hall!

¡Hola, corazones rebeldes!

malham-cove-3196076_1920.jpg

En este artículo, quiero hacer una pequeña reflexión sobre lo que ha sido esta aventura literaria en los últimos dos años y sobre lo que vendrá más adelante. Como muchos sabéis, mi aventura literaria comenzó en 2017, cuando empecé a escribir mi primera novela, Charlotte Beverly. Entonces, imaginé Horton Hall, aquella imponente mansión en Branston, Lincolnshire, donde se desarrollaba la mayor parte de la trama del libro. Allí Charlotte se enamora de Michael, y a partir de entonces, su vida no será la misma. La mía tampoco.

Para mí, empezó un nuevo camino. Me convertí en una contadora de historias. De historias de amor, ciertamente. Aunque los que me habéis seguido desde el principio, sabéis que Corazones rebeldes fue mi primer libro publicado. Charlotte llegaría después a vuestros dispositivos, en febrero de 2018. En ese instante, muchos me conocisteis y decidisteis quedaros.

Al mismo tiempo, empezaba mi colaboración con la editorial Selecta, entonces Selección BdB. No os imagináis lo que supuso para mí entrar en una editorial entonces: Estaba realmente ilusionada y emocionada, al pensar que alguien se había fijado en mi trabajo y quería publicarlo. Pero como todo en la vida, a veces las cosas se tuercen o no son lo que esperas, y pierdes la ilusión y el entusiasmo del principio.

A pesar de todo, decidí publicar tres títulos más con ellos: Un ramo de violetas (quizás mi novela más desconocida), La candidata perfecta y Tan lejos, tan cerca (estas dos, vinculadas a Charlotte Beverly).

Ahora que ya se ha publicado Tan lejos, tan cerca, he dicho adiós a Horton Hall. He cerrado la puerta, y he dejado que mis personajes vivan sus vidas en la intimidad, sin que yo intervenga. ¿Volveré algún día? Puede, eso nunca se sabe. No debemos descartar nada. No obstante, ese regreso no será de la mano de la editorial, porque ya no formo parte de ella. He cerrado esa puerta, y no voy a volver a abrirla. Si no se está a gusto en un sitio, pues es mejor no estar y punto. He tenido momentos bonitos, he conocido gente buena, y con eso me quedo. Mis libros siguen en su catálogo en digital, y si todo va bien, el año que viene podré publicar en papel Charlotte Beverly y Un ramo de violetas.

Por otro lado, os tengo que decir que estoy realmente contenta con mi experiencia en el Premio Literario de Amazon 2019. He tenido la oportunidad de llegar a más lectores, que se han mostrado entusiasmados con la novela. No pensaba que Beth llegaría tan lejos, y solo puedo estar agradecida por la gran acogida.

Seguiré autopublicando mis libros, con libertad, sin agobios. Os aguardan historias nuevas, que espero que os entusiasmen. Las publicaré de forma más espaciada, pero cuidada y con mucho mimo. Os prometo que la espera merecerá la pena. Pero que no cunda el pánico. En noviembre, si no hay cambios de última hora, saldrá a la venta Perdedores natos, una comedia romántica que espero os haga abrazar al cojín y suspirar.

Como veis, aún tengo mucha guerra que dar, porque me encanta escribir, disfruto, me lo paso en grande, me hace desconectar, y hay muchas historias bonitas que quiero contaros, para que os olvidéis del mundanal ruido y de los problemas. Quiero arrancaros sonrisas y alguna lágrima… pero de emoción y alegría.

¡Gracias por estar ahí!

Presentación de Tan lejos, tan cerca

¡Hola, corazones rebeldes!

Hoy paso por aquí para presentaros mi próximo lanzamiento, una novela de la que ya he hablado, aunque no en profundidad. En primer lugar, estoy convencida de que os sorprende el hecho de que publique otra novela en tan corto espacio de tiempo, pero todo tiene su explicación. En un principio, esta novela iba a publicarse en octubre, pero la editorial, sin decir nada, decidió cambiar de planes y adelantar el lanzamiento. Y ahora, hablemos de la novela.

Tan lejos, tan cerca es la historia de dos personajes secundarios de mi primera novela Charlotte Beverly (al igual que La candidata perfecta, protagonizada por Henry Crawford, otro personaje secundario). En esta ocasión, los protagonistas son Jennifer y Peter, doncella de Charlotte y ayuda de cámara de Michael, respectivamente.

Con esta novela, pongo fin a un capítulo de mi vida literaria, no solo porque no tengo previsto escribir más historias ambientadas en el universo que rodea Charlotte Beverly (no niego con rotundidad, ya que nunca se sabe), sino porque supone el final de mi alianza profesional con la editorial Selecta. Es decir, aquellas novelas que publiqué con ellos (la mencionada Charlotte Beverly, La candidata perfecta, Un ramo de violetas y Tan lejos, tan cerca) seguirán estando a la venta bajo su sello hasta que finalice el contrato, sin embargo, no volveré a trabajar con ellos en nuevos proyectos.

Es una decisión personal y profesional meditada durante bastante tiempo, tras considerar que lo mejor para mí es cambiar de aires y buscar nuevos horizontes.

Y ahora, sin más dilación, dejo a continuación la sinopsis y la portada. Tan lejos, tan cerca saldrá a la venta en digital en las principales plataformas el 22 de agosto, y ya podéis reservarla.

ESC10098

Siempre han estado cerca, pero sus corazones han permanecido alejados… hasta ahora.

Jennifer Malory, doncella de lady Charlotte Davenport, ha estado enamorada de Peter Bradford, el ayuda de cámara de lord Michael Davenport, desde que llegó a Horton Hall hace unos años. Peter no cree en el amor, y Jennifer jamás le ha revelado sus sentimientos.

Debido a la ausencia temporal de sus señores, poco a poco, se irán conociendo más, y Peter empezará a sentirse atraído por Jennifer, aunque no desee enamorarse. Ella intentará hacerle comprender que el amor verdadero existe y que debe superar sus miedos. Sin embargo, Peter no cede, destrozando el corazón de Jennifer con su rechazo.

No obstante, la situación cambia cuando aparece en escena el ayudante del reverendo Evans, el señor Williams. Este se siente atraído por Jennifer y le pide que se case con él, ofreciéndole un hogar y la oportunidad de formar una familia. Jennifer considerará la propuesta, y es entonces cuando Peter se da cuenta de que le aterra la idea de perderla.

¿Conseguirá superar sus temores y volver a enamorarse? ¿Aceptará Jennifer la propuesta del señor Williams a pesar de que aún ama a Peter?

Enlace de compra: Amazon

¡Gracias por leer!

La candidata perfecta

ESC06657.jpgLA CANDIDATA PERFECTA

“Henry Crawford busca a la mujer de sus sueños, pero no le resultará nada fácil encontrarla.”

SINOPSIS:

Henry Crawford, uno de los solteros más codiciados de Inglaterra, decide que ya es hora de sentar cabeza, casarse y formar una familia. En una fiesta de la temporada se reencuentra con una vieja conocida, lady Audrey Morgan, hija de los marqueses de Clayton. Audrey es una joven de veintiséis años, considerada ya una solterona, con un don especial: Es una excelente casamentera. Henry, sabedor de este detalle, decide pedirle ayuda para encontrar a su futura esposa.

Audrey no duda en ayudarle, y se pone manos a la obra. Pronto encontrará a la mujer ideal para Henry. Se trata de la joven lady Victoria Baltimore, una muchacha de buena familia, bella y educada. Aunque parece que ha hallado a la candidata perfecta, Henry no está del todo convencido, porque apenas tiene cosas en común con la joven lady Victoria.

Sin embargo, pronto se dará cuenta de que quien realmente le atrae es Audrey, con quien poco a poco va forjando una amistad muy especial. Esto provocará que Henry empiece a albergar dudas en su corazón.

¿Conseguirá Henry aclarar sus sentimientos?

¿Encontrará a la mujer de sus sueños?

Género: Romántica Histórica

ENLACE DE COMPRA: Me gusta leer

Opiniones en los blogs:

“Tras su deliciosa “Charlotte Beverly”, Andrea vuelve a deleitarnos con un romance de época, rescatando el universo de la campiña inglesa.”

Mavi Tomé en Universo Menino. Con la pluma y la palabra-Reseña completa aquí.

 

Charlotte Beverly: El origen

¡Hola, corazones rebeldes!

EBK99805Como narradora y creadora de historias, hoy os quiero contar una muy personal. Con motivo de la publicación de La candidata perfecta y Tan lejos, tan cerca, he decidido redactar este artículo en el que os cuento de donde sale este universo compuesto por tres novelas, independientes entre sí, pero que están íntimamente relacionadas.

Todo comenzó hace unos cuantos años, cuando vivía en Inglaterra. Viajé a Lincoln en tren, y durante el viaje, a través de la ventanilla, pude ver algunos pequeños pueblos de la campiña inglesa muy bonitos y encantadores. Los paramos cubiertos de hierba, esos bosques tan verdes, y esos pequeños cottages que salpicaban el paisaje, me inspiraron una historia con la que empecé a soñar de forma constante. En las imágenes que se reproducían durante el sueño, aparecía una joven dama inglesa y un apuesto caballero inglés de otra época. Poco a poco, se fue forjando una historia que tuvo distintos desarrollos.

Finalmente, regresé a España, y mi deseo de plasmar aquella historia en papel fue creciendo día a día. Sin embargo, no terminaba de decidirme. Hasta que, a principios de 2017, hablé de ello con mi pareja. Él fue quien me convenció para dar el paso, sentarme delante del ordenador, y plasmar lo que veía en mis sueños.

Con el paso de los meses, aquel sueño se convirtió en una novela corta, que llevaba por título el nombre de mi protagonista Charlotte Beverly. Cree un entorno y unos personajes que empezaron a pedirme historias propias. Fue el caso de Henry Crawford, el mejor amigo de mi protagonista masculino, Michael Davenport. Entonces, él era un mero secundario, pero su personalidad me gustó, aunque no me esmeré en su descripción. Quería que le conocierais en profundidad cuando protagonizara su propia novela.

Otros dos personajes también me pedían a gritos que hablara de ellos: Peter Bradford, el ayuda de cámara de Michael Davenport, y Jennifer Malory, la sirvienta de Charlotte Beverly en Horton Hall. Esta pareja tenía algo que contar, y les di la oportunidad de que lo hicieran.

Así, tras terminar Charlotte Beverly, dejé un tiempo parados esos dos proyectos, porque Un ramo de violetas y Corazones rebeldes estaban en marcha. Después de lograr que varias editoriales se interesaran por Charlotte Beverly, una historia que pensaba que no llegaría lejos (yo y mi pesimismo que a veces asoma), me decidí por Selecta, y el resto es historia.

Cuando Charlotte Beverly se publicó en febrero de 2018, estaba escribiendo Siempre estuve esperándote, y otra novela, así que Henry, Jennifer y Peter tenían que esperar. Una vez terminé lo que estaba haciendo, me metí de lleno en estas dos historias, y antes de finales de 2018 ya estaban en manos de la editorial.

Con ellas me despido de Charlotte Beverly y todo su universo, y en cierta manera me entristece, porque es un personaje muy querido para mí, quizás por ser el primero. Es algo que me acompañará siempre. Obviamente, en estas dos novelas notaréis ciertos cambios en mi estilo, pues ya no escribo del mismo modo. Es natural que una autora evolucione y aprenda cosas nuevas, y acabe plasmándolas en sus novelas.

No descarto futuras historias relacionadas con estos tres libros, porque intuyo que alguna lectora me las pedirá (hasta aquí puedo leer). O quizás os quedéis conformes y no queráis que siga tirando del hilo. Todo es posible.

De momento, seguiré ofreciendo más historias, tal vez con menos frecuencia, porque 2019 y 2020 van a ser años llenos de cambios. Espero que os animéis a darle una oportunidad a estas historias tan especiales.

¡Gracias por leer!

Charlotte Beverly

El capitán Beverly reflexionó un momento en silencio, y dijo:
—Tú eres como yo, Charlotte, cuando amamos a alguien lo hacemos para siempre. Es la sangre irlandesa de los Beverly, cuando encontramos a nuestra alma gemela, al ser amado, ya no podemos amar a otro. Ese es nuestro castigo, pero también nuestra bendición, pues tenemos el privilegio de conocer el amor verdadero.

Dentro de unos días, se cumple el primer aniversario de su publicación. ¿Aún no conoces la historia de Charlotte Beverly?
A la venta en las principales plataformas digitales.
https://bit.ly/2Pphe8n

poster charlotte.png

Vida de escritora: No juzgues un libro por su portada… Ni por una mala crítica

¡Hola, corazones rebeldes!

Hoy en la sección Vida de escritora, quiero compartir con vosotros una anécdota personal, que me ha provocado una enorme sorpresa y que me ha devuelto la esperanza en la humanidad, bueno, más bien en ciertos lectores, demostrándome que no existen las verdades absolutas, y que algo que en principio puede parecer negativo, se convierte en algo positivo.

blond-1866951_640 Seguir leyendo “Vida de escritora: No juzgues un libro por su portada… Ni por una mala crítica”

Fragmento de Charlotte Beverly

¡Hola a todos!

Quiero compartir con vosotros un pequeño adelanto de lo que os vais a encontrar en Charlotte Beverly. Espero que os guste. Un detalle para vosotros.

PROMO Charlotte Beverly ene 2018  YA A LA VENTA.png

PRÓLOGO

Horton Hall, Branston, Lincolnshire. 1825

Hacía un sol espléndido que iluminaba los verdes prados que rodeaban Horton Hall, la casa señorial del duque de Branston, lord Davenport. Aquella mañana veraniega la suave brisa llegaba hasta la entrada de la casa, trayendo consigo un dulce aroma a hierba mojada, pues la noche anterior había caído algo de lluvia, de la que aún quedaban algunos rastros de gotas entre las hojas. A pesar de la lluvia de la noche anterior, ese día no había rastro de nubes, el cielo estaba despejado y de un azul intenso, escenario perfecto para disfrutar del día en el jardín.

Horton Hall era el lugar donde habían crecido los miembros de la familia Davenport durante los últimos cien años. Rodeada de verdes prados, por la finca pasaba un pequeño arroyo donde era posible bañarse en verano cuando hacía un día tan esplendido como aquel. La mansión estaba hecha de piedra y mármol, con paredes revestidas de madera y tapices que daban calidez a la casa durante el duro invierno, a pesar de que era una casa en principio pensada para ser una propiedad donde vivir en verano. Los Davenport pasaban gran parte del año en Londres, donde lord Davenport era representante en la Cámara de los Lores, y donde tenía una propiedad en Mayfair, llamada Kenton House. Horton Hall contaba con salón de baile, despachos, una cocina inmensa, numerosas habitaciones y una sala para los niños de la familia, además de un inmenso jardín y hectáreas de campo donde disfrutar de largos paseos tanto a caballo como a pie. La propiedad se situaba algo lejos de Branston, un pequeño pueblo donde la vida era tranquila y apacible, al que los Davenport acudían principalmente para la mi…

¡Si quieres saber más, ya puedes reservarlo! A partir del 1 de febrero, en todas las plataformas digitales.

Resérvalo aquí-Me gusta leer

Resévalo aquí-Amazon

Resérvalo aquí-Kobo