¡ALTO! ¡O CUPIDO DISPARA! (FINAL)

Había pasado una semana desde su estancia en comisaría, y Sakura estaba de los nervios. Se había dado cuenta de que había perdido el carné de identidad, pero no recordaba dónde. Debido a esto, tuvo que volver a pedir cita para hacerse uno nuevo. Lo único que le hacía mantener a raya su inquietud eran las clases. Sus alumnos estaban preparándose para las competiciones que tendrían lugar dentro de unas semanas, y Sakura estaba completamente entregada. Supervisaba el entrenamiento, y después, cuando todos se marchaban, era ella la que entrenaba.

51109426_10157939591308499_8787141060527652864_n

Le gustaban esos momentos de soledad, donde nadie la molestaba, y solo se concentraba en sí misma y en lo que estaba haciendo. Aunque hay alguien en quien no puede dejar de pensar a pesar de haberse obligado a ello: El policía de los ojos preciosos. Desde que le conoció, cada noche ha soñado con él. Seguir leyendo “¡ALTO! ¡O CUPIDO DISPARA! (FINAL)”

Anuncios

¡Alto! ¡O Cupido dispara! (Parte 1)

Estamos en pleno mes de mayo, y la ciudad está llena de turistas, que se mueven por las estrechas calles del Madrid de los Austrias. Esa noche, Sakura, una profesora de artes marciales, alta, con el pelo largo y lacio de color negro, y los ojos castaños, ha salido a cenar con su mejor amiga, Martina, a un restaurante situado cerca de la Plaza Mayor. Hacía mucho tiempo que estas dos amigas no se veían, debido al poco tiempo que tienen por culpa de sus respectivos trabajos.

 

poster relato

En este instante, están las dos charlando animadamente sobre temas amorosos, un ámbito, el del amor, en el que Martina tiene mucha experiencia:

—Después de tomar unas copas, subimos a su casa, y ya sabes lo que viene después. ¡Fue increíble, Sakura! ¡Qué potencia, qué aguante! —explica Martina, entusiasmada.

Sakura dibuja una media sonrisa, mientras come un trozo de tarta de queso.

—¿Y vais a volver a veros?

—No lo sé todavía. Pero a mí no me importaría. Ese hombre está cañón. ¿Y tú para cuando vas a tener una cita? Mira, que tengo catalogo…

Sakura niega con la cabeza.

—Paso de líos. Tengo mucho trabajo. Mis alumnos se están preparando para las competiciones locales, y tengo mucho que hacer.

Martina alza una ceja, mirando a su amiga con suspicacia. Seguir leyendo “¡Alto! ¡O Cupido dispara! (Parte 1)”