Vida de escritor: Cosas que no recomiendo hacer

¡Hola, corazones rebeldes!

Hoy en la sección Vida de un escritor voy a hablar sobre alguna de las cosas que he ido aprendiendo a lo largo de estos últimos meses, en cuanto a aspectos como la promoción o las relaciones sociales en general, en el mundo literario. Cosas que hice y que no recomiendo hacer, porque supusieron errores garrafales que no me beneficiaron en nada. ¡Vamos a ello!

writting

Cuando publiqué Corazones rebeldes era una completa desconocida. Ni siquiera mi familia sabía que escribía. Por este motivo, tuve que empezar a ponerme en contacto con bloggers y hacerme miembro de grupos en Facebook para poder encontrar algo de apoyo y publicidad. He de decir que empecé con cierto entusiasmo a contactar con unos y otros, pero que con el paso del tiempo, me he sentido decepcionada y muy hastiada.

Puedo aseguraros que el 90% de los blogs con los que contacté jamás de contestaron. Un 5% decidió hacerme reseña y/o entrevista, y un 1% me respondió amablemente que no porque les era imposible. Al menos se tomaron la molestia de contestar. Y el 4% me tomaron el pelo de una manera evidente. Me respondieron que me harían entrevista, reseña o mención, y nada de eso se ha cumplido a día de hoy, casi medio año después. Incluso a un blog le mandé el libro impreso y a otro una entrevista completa. Nada de nada, cero. Una estafa. Imaginaros cómo me he sentido.

Sin embargo, de todo se aprende. Con Charlotte Beverly me lo tomé con más calma. Es cierto que gracias a la editorial he tenido una proyección mucho mayor, y ya me movía en los grupos y conocía a gente. Es decir, que no estaba tan sola por entonces. Por este motivo, fui muy selectiva, y solo escogí a los blogs que ya conocía, los que sabía que cumplían. No me importaba que la reseña no fuera favorable, solo deseaba que cumplieran su palabra. Y así ha sido, y os doy las gracias de corazón (vosotras sabéis quienes sois).

Pero no os creáis que me he librado de engaños. Ni mucho menos. Te crees que lo sabes todo y te la jueguen igualmente. Y eso me ocurrió hace poco tiempo, cuando estaba a punto de publicar Siempre estuve esperándote. Para los que no sepáis lo que ocurrió, aquí tenéis la información. No sabéis la de collejas mentales que me dí cuando caí en semejante trampa. Sin embargo, de todo se aprende. Y aquí van algunos consejos:

  1. No enviéis vuestros libros en PDF o Epub. La mejor forma de aseguraros de que no os van a piratear ni a compartir, aunque nada sea seguro al cien por cien, es a través de cheque regalo por el valor del libro, enviar como regalo a través de Amazon o cualquiera de las plataformas en las que esté a la venta vuestro libro (Google Books, Kobo, etc). Y si tiene código DRM, mejor. (Os contaré más detalles sobre todo esto en otros dos artículos).
  2.  Hay gente que ha venido a pedirme que le envíe el libro de forma gratuita para reseñar. Yo me he negado las últimas veces, a raíz de los sucedido con mi último libro. No me fío, lo siento. Prefiero ser yo la que tome la iniciativa, como siempre he hecho, y hacer excepciones con aquellos a los que conozco. Cuando alguien pide libro, me da mala sensación. Y para colmo, desde lo que pasó estoy en un plan desconfiado tremendo. Imagino que comprendéis por qué. Andaros con mucho ojo, y buscar información sobre la persona que os viene a pedir el libro. Os aseguro que no os será difícil.
  3. Las reseñas no lo son todo. A mí no me han ayudado a vender libros. El boca oreja de los lectores es la mejor forma de promoción, así es como he vendido más. Hay que animar a los lectores a dejar sus opiniones tanto en Goodreads como en Kobo, Amazon, Casa del Libro.
  4. No abusar del spam. Lo mucho cansa, lo poco gusta. Yo antes bombardeaba a publicidad los grupos, y no sirvió de mucho. Ya ni siquiera publicito todos los días. Escojo horas muy específicas y como mucho paso por uno o dos grupos. Y por supuesto, siempre cambiando la publicación, echándole imaginación. Es más interesante interactuar con los miembros y participar de forma activa.
  5. Nunca mandéis vuestro libro a alguien en plan encerrona para que os haga reseña. Lo que haréis será provocar el efecto contrario. Que se harten de ti y pasen de leer el libro. Hay escritores que aunque se les dice que no se les puede hacer reseña mandan el libro igualmente, y luego vienen los problemas. No acosemos.
  6. No seas egoísta y ayuda a tus compañeros escritores. Lee sus libros, habla de ellos, recomienda. Sé agradecido cuando alguien comparta tu publicación, y si es un escritor, devuelve el favor de vez en cuando. Por ejemplo, una compañera ha compartido la publicación de un libro mío en su muro. Pues que mejor que un Me encanta o un Me gusta y un Gracias en los comentarios. Y si mañana ella publica libro, yo lo comparto en mi muro. Es un gesto que puede no ayudar mucho por que a lo mejor a la gente de tu perfil no le interesa el libro, pero el gesto anima. Tenemos que ayudarnos un poquito, aunque sea con pequeños gestos.

Pues estos han sido algunos consejos que quería compartir con vosotros. Espero que os hayan servido de ayuda.

¡Gracias por leer!

Anuncios

Un comentario sobre “Vida de escritor: Cosas que no recomiendo hacer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.