Mi biblioteca: Katie, la historia de una princesa de Luna Villa

¡Hola, corazones rebeldes!

Hoy en la sección Mi biblioteca os voy a hablar de una novela que me ha enamorado. De una autora, cuya pluma aún no había catado. Se trata de una historia de amor actual y con un toque muy dulce. El libro se titula Katie, la historia de una princesa, de la escritora Luna Villa. ¡Os cuento por qué me ha gustado!

51d1--QJ+1L._UY250_.jpg

En primer lugar, antes de contaros de que trata la novela, debo aclarar que Katie es una secuela de otras dos novelas: Princesas sin miedo y Nieve en el corazón. Así que, si podéis leer los dos libros anteriores, mejor, porque así entenderéis el origen de los dos protagonistas. Yo opté por leer Katie primero. Sí, soy rara, lo sé.

En “Princesas sin miedo” conocimos a Katie, y en “Nieve en el corazón” conocimos a Ryan. Ahora la historia continúa en “Katie. La historia de una princesa”. Los niños han crecido. Nuestra pequeña princesa se ha hecho toda una mujer. Katie ha seguido haciendo riquísimos muffins y deliciosos pasteles, hasta que ha acabado abriendo su propia pastelería, “Katie’s Sweets”, en su ciudad natal, Perth. Con ella trabajará su compañera y amiga, Lys. Por su parte, Ryan ha hecho realidad su sueño de convertirse en un gran chef y, junto a su socio Kyle, ha acabado también en Perth… El amor por la cocina unirá a Katie y a Ryan más allá de los fogones… Hasta que se desata la pasión.

Esta historia, narrada en primera persona por los dos protagonistas, Katie y Ryan, contiene un romance con muchas dosis de pasión. Los dos personajes principales se conocen de una manera peculiar e inesperada, pero eso no impide que surja el flechazo instantáneo. Desde el primer momento, se nota la química que existe entre ambos, y nuestra pareja tarda poco tiempo en dar rienda suelta a su pasión. Pero no solo les une el amor carnal, propiamente dicho. Ambos tienen algo en común. El amor por la cocina. Katie es pastelera y es dueña de su propio negocio, mientras que Ryan es cocinero, y ya tiene dos restaurantes. Una combinación perfecta ¿no creéis?

Me gustó mucho el carácter fuerte de Katie, que a pesar de ser princesa para unas cosas, es muy dragona para otras. Ryan es un tipo dulce e irresistible que queda prendado de ese carácter guerrero de Katie. Pero en esta aventura no están solos. Tenemos a Lys y Kyle, socios respectivamente de Katie y Ryan. Entre ellos también surgirá el amor, aunque la autora se centra principalmente en estos dos últimos.

En cuanto a la narración, como ya he comentado, es en primera persona, lo que hace que al lector le resulte muy fácil entender las emociones de los personajes. Es una novela amena y entretenida, fácil de leer, y que nos deja con un buen sabor de boca, nunca mejor dicho, ya que hablamos de cocina.

Conclusión, si te gustan las historias protagonizadas por princesas-dragonas muy guerreras, príncipes azules de ojos irresistibles, todo aderezado con un toque picante y pasional, sin duda, no puedes perdértela.

¡Gracias por leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .