Mi biblioteca: Agnes Grey de Anne Brontë

¡Hola a tod@s!

Hoy en la sección Mi biblioteca, quiero compartir con vosotros una de las obras que más me gustan de la literatura inglesa del siglo XIX. Hace un tiempo, os hablé de la vida de la autora, Anne Brontë, la más pequeña de las célebres hermanas Brontë, escritoras inglesas del siglo XIX, creadoras de obras cumbre de la literatura como Cumbres Borrascosas, de Emily o Jane Eyre de Charlotte. De las tres, seguramente Anne, como ya comenté, es la más desconocida. Yo llegué a su obra a través de sus hermanas Emily y Charlotte, y me llevé una grata sorpresa, descubriendo una auténtica joya escondida, Agnes Grey, una de las novelas más famosas de Anne.

9788491042259

La novela se centra en la historia de Agnes Grey, una institutriz que narra en primera persona sus vivencias. Nuestra protagonista se ve obligada a abandonar el hogar familiar en Scarborough, para trabajar como institutriz en casa de los Bloomfield, una familia adinerada. Esto se debe a que su familia está en una situación económica complicada, después de que su padre, el señor Grey, un humilde pastor de iglesia, confiara sus ahorros a quien no debía. En casa de los Bloomfield, Agnes tiene que soportar todo tipo de humillaciones por parte de su alumno, un niño malvado y desobediente, que cuenta con el beneplácito de sus padres, ricos y crueles, que tratan con poco respeto a Agnes. La difícil vida en casa de los Bloomfield hace que decida regresar a casa, donde las cosas no han mejorado. Pronto vuelve a marcharse, esta vez para trabajar en casa de los Murray, una familia mucho más adinerada que los Bloomfield. Allí, tendrá a Rosalie y a Matilda como alumnas. Aunque ambas son egoístas, y suelen aprovecharse de su situación, su vida con los Murray es mucho más llevadera.  Allí conseguirá hacer amigos, y empieza a visitar con frecuencia a una de sus vecinas, una anciana llamada Nancy Brown, con la que hace muy buenas migas. En casa de esta señora conocerá al señor Edward Weston, el nuevo vicario del pueblo, que se convertirá poco a poco en el dueño de su corazón.

Agnes Grey fue publicada en 1847, y fue un éxito para su autora. En ella, Anne Brontë plasmó gran parte de sus vivencias personales. Ella, al igual que sus hermanas, también trabajó como institutriz, y tuvo que lidiar con alumnos difíciles y padres negligentes. Es una lectura fantástica para conocer de primera mano las dificultades de las institutrices para lidiar con los problemas. No tenían autoridad y solían ser tratadas como seres invisibles, sin tener en cuenta sus opiniones.

Las alumnas de Agnes son caprichosas y egoístas. Rosalie es una adolescente que flirtea con todos, mientras que Matilda es alocada y traviesa. Rosalie causa más de un quebradero de cabeza a Agnes con sus líos amorosos, incluso intenta ganarse al señor Weston, para disgusto de Agnes. La añoranza, la nostalgia y la tristeza suelen acompañar a nuestra protanista, cuya única alegría es poder ver al señor Weston y a Nancy Brown.

También la autora refleja la hipocresía, el egoísmo de los que más tienen, frente a los que dan todo sin pedir nada a cambio. Toda una crítica a la sociedad de la época, con personajes bien marcados y bien detallados. Aunque debo decir que Anne Brontë no se detiene demasiado en las descripciones físicas de sus personajes, dejando que el lector los imagine. Una de las características de su estilo que más me gusta. Tampoco tenemos una Agnes Grey que deslumbre a su paso, como tampoco lo hace el señor Weston. Son protagonistas del montón, pero con muchas cosas en común, sobre todo su carácter reservado y su timidez. Básicamente, esto te mantiene pendiente de su historia, deseando a cada página que se produzca un nuevo encuentro y desarrollen una de esas maravillosas conversaciones, donde se dicen muchas cosas entre líneas.

Sin duda, es una obra que me cautivó desde el principio, con un estilo donde la narración de los sentimientos y las emociones se hace de tal forma, que empatizas inmediatamente con la protagonista. Además, es una buena forma de conocer a fondo como era la vida de la época, y sobre todo, la forma de vida de las institutrices. Sí, Charlotte Brontë ya lo contaba en Jane Eyre, pero Agnes Grey es mucho más profunda en eso a mi parecer. Os recomiendo que le deis una oportunidad, no os vais a arrepentir. Solo espero que algún día tenga su adaptación al cine o la televisión (BBC you MUST make a TV series!).

¡Gracias por leer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.