Anne Brontë, el genio tranquilo

¡Hola a tod@s!

En este post voy a hablaros de una de mis escritoras favoritas. Se trata de Anne Brontë, autora de las novelas Agnes Grey y The Tennant of Wildfell Hall. Es cierto que, en realidad, me encanta la obra de las tres hermanas, Charlotte, Emily y Anne, pero he decidido dedicar un artículo a esta última debido a que parece ser la más desconocida de las tres. Aunque debo aclarar que fue ella la primera en conseguir que una de sus obras se publicara. Después vendrían las célebres obras de sus hermanas, Cumbres borrascosas de Emily, y Jane Eyre, de Charlotte. ¡Vamos a conocer su historia!

anne2red_8628
Anne Brontë

Las tres eran hijas de un párroco de origen irlandés, Patrick Brontë, que quedó viudo con seis hijos a su cargo: Maria, Elizabeth, Charlotte, Patrick Branwell, Emily y la propia Anne. Anne nació el 12 de enero de 1820 en Thornton, Yorkshire, Inglaterra, siendo la hija más pequeña del matrimonio formado por Patrick Brontë y Maria Brontë (de soltera, Branwell). Cuando la pequeña tenía apenas dos años, la madre muere, y quedan todos al cuidado de la hermana de su madre, Elizabeth Branwell. Esta mujer nunca conseguiría ganarse el afecto de sus sobrinos, pues era una mujer estricta y nada cariñosa, pero con Anne fue distinta, pues era su favorita. Ella influiría especialmente en la educación de la pequeña, pues era una mujer tremendamente religiosa. A partir de entonces, el pueblo de Haworth será su hogar permanente.

p1100879
Casa en Haworth donde vivieron los Brontë.

En 1825, Patrick Brontë decide mandar a sus hijas mayores a un colegio internas, y es ahí cuando la tragedia vuelve a golpear a la familia. Maria y Elizabeth mueren debido a una tuberculosis, y Emily y Charlotte consiguen salvarse de milagro. Este terrible episodio de su infancia quedará para siempre en la mente de Charlotte Brontë, que lo plasmará en Jane Eyre. Debido a esto, el padre decide que sus hijos se educen en casa, lo que hace difícil que se relacionen con otros niños. A pesar de todo, los hermanos crearán importantes lazos de amistad hasta el final de sus días.

Recibieron una buena educación que incluía clases de piano. Elizabeth Branwell intentó que sus sobrinas aprendieran a realizar las tareas del hogar, preparándolas para convertirse en futuras esposas, pero ellas estaban inmersas ya en la literatura. Los hermanos Brontë, con Branwell incluido, empezaron a crear historias ya desde niños. Su padre les había regalado un conjunto de soldaditos de juguete, y los niños les dieron nombres a cada uno, y estos se convirtieron en los protagonistas de sus primeras historias. Esto les llevó a crear el mundo mágico de Angria, incluso creando mapas y paisajes del lugar, todos salidos de su imaginación. Estas creaciones, sin duda, fueron la primera demostración de lo que estaba por venir.

Con el paso del tiempo, Anne y Emily se volvieron más cercanas, y se acabaron convirtiendo en hermanas inseparables. Gracias a esa unión, empezaron a trabajar juntas, y crearon otro mundo imaginario propio llamado Gondal. Por aquel entonces, Charlotte se marchó del hogar familiar para trabajar como profesora en la escuela Roe Head. Tiempo más tarde, Anne se convirtió en alumna de Charlotte en la escuela, sustituyendo a Emily, que nunca pudo adaptarse a la vida en la escuela, y acabó enfermando. A pesar de pasar mucho tiempo juntas, Charlotte y Anne nunca tuvieron una relación estrecha, aunque la primera siempre estaba preocupada por la salud de Anne. De hecho, enfermó durante un tiempo y tuvo que regresar a casa con su padre.

Una vez recuperada, y después de haber obtenido una buena educación, empezó a trabajar como institutriz en Blake Hall. Allí sufrió debido al mal comportamiento de sus alumnos, y al hecho de que, cuando quería imponer su autoridad, lo único que conseguía eran reproches y malas formas por parte de los señores de la casa. Finalmente, decidió marcharse de allí, harta de los desprecios. Esta experiencia caló tanto en ella que la plasmó en su novela Agnes Grey.

220px-AnneBronte
Retrato de Anne realizado por su hermana Charlotte, 1834.

A pesar de que nunca se casó, y no se le conocen romances, parece ser que sí sintió algo especial por un tal William Weightman, el nuevo vicario de su padre. Este hombre aparece reflejado en algunos de los poemas que escribió Anne, y también aparece caracterizado en el personaje de Edward Weston, el vicario del que Agnes Grey se enamora en la novela. Esto no está demostrado, pues apenas hay evidencias, pero por sus poemas, parece ser que ella le amaba, aunque no sabemos si fue correspondida. William moriría de cólera tiempo después, y Anne mencionó su muerte en uno de sus poemas, dirigiéndose a él como our darling (nuestro querido).

De nuevo, volvió a trabajar como institutriz para otra familia, los Robinsons, que vivían cerca de York. A pesar de que al principio lo pasó mal, con el paso del tiempo, consiguió afianzarse en su posición, y de hecho, sus alumnas se convirtieron en buenas amigas. En esta etapa, viajó por primera vez a Scarborough, una ciudad que le causó una grata impresión. De hecho, aparece como escenario en unos cuantos capítulos de Agnes Grey.

bayc1849
Scarborough, ciudad de la costa norte del condado de Yorkshire, en una ilustración del siglo XIX. 

Cuando regresó de Scarborough, su hermano Branwell entró a trabajar con ella como tutor del hijo de los Robinsons. A pesar de que por fin había conseguido un empleo en el que se sentía respetada y feliz, las cosas acabaron saliendo mal. Todo fue debido a que Branwell empezó a mantener encuentros secretos con la señora Robinson. Anne se enteró del asunto, y decidió dimitir, para evitar verse implicada en el escándalo. Fue después cuando el señor Robinson se enteró del asunto, y entonces Branwell fue despedido. A partir de entonces, Branwell caería en una espiral de autodestrucción que le acabaría llevando a la muerte.

En aquel entonces, todos los hermanos estaban de vuelta en el hogar. Era 1845, y Charlotte decidió que ya era hora de que los poemas que habían escrito durante aquellos primeros años salieran a la luz. Pero debido al miedo a ser juzgadas de forma diferente por el hecho de ser mujeres, decidieron emplear nombres masculinos a la hora de publicar sus escritos. Y así, bajo los nombres de Currer Bell (Charlotte), Ellis Bell (Emily) y Acton Bell (Anne), publicaron su primer libro de poemas en 1846. A pesar del entusiasmo inicial, la publicación del libro fue un fracaso, pero Anne consiguió que uno de sus poemas, The Narrow Way, fuera publicado en dos revistas famosas en el sector, lo que hizo posible que otra revista publicara otro de sus poemas, The Three Guides.

220px-Bronte_poems2
Libro de poemas de las hermanas Brontë (Currer, Ellis y Acton Bell)

Después de esto, las tres se pusieron a trabajar en sus primeras novelas. Emily escribió Cumbres Borrascosas, Anne terminó Agnes Grey, y Charlotte su obra The Professor. Emily y Anne tuvieron éxito y consiguieron que una editorial aceptara sus manuscritos, pero Charlotte no tuvo suerte. Un tiempo después conseguiría que su ahora célebre novela Jane Eyre se publicara. A pesar de que Agnes Grey tuvo buenas ventas, se vio ensombrecida por el éxito de Cumbres Borrascosas. Después de esto, Anne publicaría The Tennant of Wildfell Hall, y finalmente las hermanas revelarían su verdadera identidad a su editor, que quedó impresionado con las hermanas Brontë.

Agnes_Grey
Primera edición de Agnes Grey.

Ahora que por fin empezaban a disfrutar de su éxito, la tragedia volvía a cernirse sobre la familia. Branwell moriría en 1848 a los 31 años, debido a una tuberculosis. Ese mismo invierno moriría Emily, también debido a una tuberculosis, a los 30 años. Estas muertes afectaron terriblemente a la salud mental y física de Anne, que se debilitó aún más. Por aquel entonces, contrajo la gripe, y su padre la mandó a Leeds para que viera a un especialista, que determinó que también tenía tuberculosis. El médico diagnóstico que la enfermedad estaba en estado avanzado, y que no había esperanza para una posible recuperación. A pesar de todo, a principio de 1849 consiguió recuperarse un poco, y decidió viajar hasta Scarborough, la ciudad que años atrás le había causado una grata impresión, y que se convirtió en su lugar favorito para olvidarse del mundo. Allí encontraría la muerte, a los 29 años, ante la imposibilidad de regresar a Haworth, acompañada de su hermana Charlotte y su amiga Ellen Nursey. Y en este lugar reposa hoy en día, por expreso deseo de Charlotte.

7f762daa8d2e24710d47184f6ae7e175--yorkshire-england-england-uk
Monumento a las tres hermanas en Haworth.
_67321251_bronte_crop4
Lápida de Anne Brontë en St Mary´s Church, Scarborough.

Hoy en día, la obra de Anne destaca al mismo nivel que la de sus hermanas, que podríamos decir que son las más célebres. En su obra, se refleja su pensamiento y su forma de ver la vida. Habla de la necesidad de que la mujer tenga su propia independencia, hace una crítica a la situación de las institutrices en la época, pues era una profesión que podía ser tremendamente injusta, y sobre todo, hablaba del alcoholismo, que afectó a su hermano Branwell en los últimos años de su vida, y de cómo éste puede provocar la ruptura familiar y la destrucción de la propia persona. Estos eran unos conceptos bastante adelantados a su época. Su obra refleja a la perfección la situación social de una parte de la sociedad británica, pero también, las emociones y los conflictos del ser humano, equiparables en muchos casos a lo que nos encontramos hoy en día. No puedo dejar de recomendaros su obra, un importante testimonio de la vida en la época victoriana.

¡Gracias por leer!

 

Anuncios

2 thoughts on “Anne Brontë, el genio tranquilo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s