Ada Lovelace, la primera programadora de la historia

Hoy Día Internacional de la Mujer quiero compartir con vosotros una historia que me dejó fascinada cuando la conocí. Se trata de la vida de Ada Lovelace y lo que supuso para el mundo su logro, crear un algoritmo que podía ser usado en una máquina computadora, convirtiendo a esta mujer en la primera programadora de la historia.

A pesar de que vemos el mundo de la informática como algo más cercano en el tiempo, este hecho se produjo en el siglo XIX, en plena era de la Revolución Industrial. Pero otro dato interesante de este personaje es su origen, pues Ada era hija del célebre poeta romántico Lord Byron. La última vez que su padre y Ada se vieron ésta tenía pocos meses de edad, y nunca llegaron a tener una relación filial estrecha, debido no sólo a que el poeta no era un hombre familiar que se atara al hogar, sino que además la madre de Ada, Anne Isabella Millbanke, odiaba a Byron y siempre habló mal a su hija de él, evitando cualquier contacto entre padre e hija. A pesar de esto, Ada nunca pudo evitar sentir fascinación por la figura de su padre, que siempre estaría presente de alguna forma en su vida.

Ada en la infancia

Augusta Ada Byron nació el 10 de diciembre de 1815 en Londres, Inglaterra, y como ya he comentado, fue la hija del poeta Lord Byron, uno de los máximos exponentes del Romanticismo, y de Anna Isabella Millbanke, conocida como Anabella, la única esposa que tuvo el célebre escritor, convirtiendo por tanto a Ada en su única hija legítima, pues éste tuvo unos cuantos hijos ilegítimos con algunas de sus múltiples conquistas. El poeta y su mujer se separan, llevándose Annabella a Ada con ella cuando la pequeña tiene pocos meses de vida, y Byron no volverá a verla nunca más, a pesar de los múltiples intentos del poeta por establecer contacto con la pequeña. Tras escándalos de infidelidades y diversas acusaciones de violencia, el poeta se fue al exilio y no volvió nunca más a Inglaterra, muriendo en la guerra de Grecia cuando Ada tenía ocho años. Su madre Annabella siempre habló pestes de Byron, pues no aprobaba su conducta liberal ni sus aventuras, e inculcó a Ada valores morales muy estrictos, intentando dinamitar cualquier atisbo de admiración por su padre.

Byron_1824
Lord Byron

La animadversión de Annabella hacia el poeta llegó tan lejos, que incluso evitó que Ada tuviera contacto con la literatura y las letras, centrando su educación en la música, los idiomas y sobre todo en las ciencias, contando con los mejores tutores que le pudo proporcionar. Ya desde niña, Ada mostró tener gran capacidad para las matemáticas, y se pasaba horas encerrada estudiando bajo la supervisión de tutores expertos en la materia como la matemática escocesa Mary Somerville, a quien también dedicaré un post en el futuro, William Frend, Augustus De Morgan y William King. También consiguió entrar en contacto ya en edad adulta con célebres científicos de la época, pues su madre celebraba veladas en su casa para poner a Ada en contacto con lo más granado del mundo científico como Michael Faraday, Andrew Crosse o Sir David Brewster. Pero Ada no se alejó del todo del mundo literario, llegando a conocer al célebre escritor Charles Dickens. Siempre definió su enfoque científico como Ciencia Poética (Poetical Science), y así misma como analista y metafísica. También estaba interesada en otras materias además de las matemáticas, como la frenología o el mesmerismo (conocido como magnetismo animal).

Se casó en 1835 con Lord King, un aristócrata perteneciente a una influyente familia. El matrimonio se instaló en una mansión propiedad del novio en Surrey y tuvieron tres hijos, Byron, Annabella (conocida posteriormente como Anne Blunt) y Ralph Gordon. Tiempo después su marido obtuvo el título de conde de Lovelace, y Ada pasó a firmar todos sus documentos y trabajos como Ada Lovelace. A pesar de las obligaciones del matrimonio y la maternidad, su marido no impidió que siguiera estudiando, al igual que su madre, que siempre apoyó que su hija siguiera adquiriendo conocimientos.

En 1833, conoce a través de Mary Somerville al matemático Charles Babbage, el conocido

Charles_Babbage_-_1860
Charles Babbage, Padre de la Computación

como <<Padre de la Computación>>. Babbage quedó fascinado por los conocimientos de Ada, y decidió enseñarle el prototipo de su Máquina Diferencial (Difference Engine). Esta máquina fue desarrollada para realizar cálculos sobre funciones polinómicas, buscando así evitar errores humanos. Posteriormente, desarrolló a su sucesora, la Máquina Analítica (Analytical Engine) que superó a la máquina anterior, pues ésta podía realizar cualquier tipo de cálculo, no sólo limitándose a las funciones polinómicas. Esta máquina es considerada el primer ordenador de la historia.

 

Pero pasado el tiempo, Babbage no conseguía la financiación suficiente para llevar adelante el proyecto, y Ada empezó a colaborar en el mismo no sólo promocionándolo, sino desarrollando un programa para el mismo. La idea partió de una conferencia ofrecida por Babbage en la Universidad de Turín, explicando el funcionamiento de su Máquina Analítica. Entonces el ingeniero Luigi Menabrea (futuro primer ministro de Italia) realizó una redacción sobre la misma en francés, argumentando diferentes puntos, y dicho texto fue publicado en 1842. Ada recibió entonces por parte de Charles Wheatstone, amigo de Babbage, el encargo de traducir el texto al inglés, pero ésta añadió algunas anotaciones que se reflejaron en la traducción, añadiendo mayor extensión al texto original y describiendo el funcionamiento de la máquina con un lenguaje muy técnico, además de dejar clara su aportación teórica al desarrollo de la misma. Aunque a Babbage no le interesaba el asunto práctico de la máquina, Ada se obsesionó con las posibles aplicaciones que tendría la misma en el futuro, como la digitalización de la información.

AnalyticalMachine_Babbage_London
Máquina Analítica (Analytical Engine)

Sus notas fueron etiquetadas en orden alfabético, y en la nota G, donde habla de los números de Bernuolli, se ofrece una descripción detallada de como las tarjetas perforadas tejerían una secuencia de números en la maquina, siendo este algoritmo considerado el primero para ser usado en una máquina computadora, convirtiendo a Ada en la primera programadora de la historia, siendo la primera persona en proporcionar un lenguaje de programación interpretando las ideas de Babbage. La única pena es que en su momento esto no se pudo poner en práctica, pues la máquina no se llegó a construir cuando Babbage y Ada aún vivían.

Sus conclusiones quedaron plasmadas en la revista Scientific Memoirs, en 1843, bajo el título Sketch of the analytical engine invented by Charles Babbage. A pesar de que firmó sólo con sus iniciales, pronto se descubrió quien era, y su condición de mujer hizo que el mundo científico mayoritariamente masculino por aquella época no tomara en serio sus ideas, y por tanto, éstas quedaron en el olvido durante largo tiempo, reconociendo sólo la labor de Babbage.

2367c
Notas de Ada Lovelace en Sketch of the analytical engine invented by Charles Babbage.
adafruit_3616
Diagrama para la computación de la máquina.

Después de aquello, ya en los últimos años de su vida, buscando la manera de crear un método matemático para ganar grandes cantidades de dinero apostando en las carreras de caballos, se volvió adicta a las mismas. Esto provocó que Ada acabara con deudas millonarias, incluso recibiendo chantaje por parte de un compañero de correrías que quería contárselo a su marido, y debido a esto acabó confesándole lo que ocurría. Su estado de salud que siempre había sido algo delicado empeoró, y a partir de 1852 empezaron a aparecer los primeros síntomas del cáncer de útero que la llevaría a la tumba. Después de unos meses, Ada moría en noviembre de aquel mismo año, a los 37 años de edad, acompañada de su marido y de su madre.

El reconocimiento a su trabajo llegó después de su muerte, pues hoy en día es considerada de manera universal la primera programadora de la historia, siendo publicado de nuevo su trabajo cien años después bajo su nombre completo. Ha recibido varios homenajes como por ejemplo, el hecho de que el lenguaje de programación creado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos lleve su nombre, también existe el Día de Ada Lovelace, dedicado a elevar el perfil de las mujeres que se dedican a la ciencia; la British Computer Society otorga cada año la medalla Lovelace, en una competición en la que participan las estudiantes dedicadas a la informática. Además, dos universidades españolas, la Universidad Autónoma de Madrid y la de Zaragoza tienen dos pabellones que llevan su nombre, Ada Lovelace y Ada Byron respectivamente. La iniciativa Ada es una organización sin ánimo de lucro que se dedica a incrementar la participación de las mujeres en la cultura. También ha aparecido en obras de teatro y novelas, ha sido objeto de estudios, y se han publicado libros sobre su biografía y sobre su aportación a la informática actual, y una de las máquinas tuneladoras del metro de Londres lleva también su nombre.

1920px-AdaLovelaceplaque.jpg
Placa dedicada a Ada Lovelace en la casa donde vivió.

Podéis ver la máquina creada por Babbage en el Museo de Ciencias de Londres. Expertos del museo construyeron la máquina en 1991 siguiendo los planos de su creador, ocasionalmente se puede ver también en funcionamiento.

D154192|L2015-4400
Máquina Analítica y Máquina Diferencial en el Museo de Ciencias de Londres.

A pesar de los intentos de su madre por desprestigiar la figura de su padre, Ada nunca le olvidó, como se ve reflejado en el hecho de que sus dos hijos varones llevan los nombres del poeta, sino que por petición suya, sus restos reposan junto a los de Lord Byron en la parroquia de Hucknall Torkard, en Nottinghamshire. Su padre a pesar de la distancia nunca la olvidó y de hecho, le dedicó un hermoso poema que os dejo a continuación.

Is thy face like thy mother’s, my fair child! Ada! sole daughter of my house and heart? When last I saw thy young blue eyes, they smiled, And then we parted,—not as now we part, But with a hope.—

Es tu rostro como el de tu madre, ¡hermosa niña! ¡Ada! ¿Hija única de mi casa y mi corazón? Cuando vi por última vez tus jóvenes ojos azules, sonrieron. Y entonces nos separamos, no como nos separamos ahora, sino con una esperanza.

Para más información sobre la Máquina Analítica pinchad aquí.

También os recomiendo que veáis el documental que la BBC dedicó a Ada Lovelace titulado Calculating Ada: The Countess of Computing.

Poema: Lord Byron, Childe Harold´s Pilgrimage. Podéis leer la obra completa aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s